• Nuria

PERIOSTITIS TIBIAL, ¿QUÉ ES?


La periostitis tibial es una de esas lesiones molestas, incómodas e incapacitantes. Aparece sobre todo en corredores. Antes de definir que es, debemos aclarar el concepto de periostio. Según el diccionario médico-biológico, histórico y etmológico de la universidad de Salamanca, el periostio se define como " membrana fibrosa adherida a los huesos, que sirve para su nutrición y renovación" . Así pues, una periostitis tibial será la inflamación del periostio que envuelve la superficie ósea de la tibia, hueso localizado en el mimebro inferior en la parte inferior, junto al peroné.

¿ Qué síntomas nos van a indicar / hacer sospechar de una periostitis?

Ésta es una patología que ataca sobre todo a corredores, por lo que el principal síntoma será dolor en la carrera. Al principio el dolor empezará a notar una molestia en la parte anterior, tendrá la sensación de que le quema, y puede llegar a sufrir calambres a nivel de la pierna. Si la actividad continúa, puede verse obligado a parar, ya que el dolor se hará bastante intenso. Puede presentar dolor en puntos muy específicos y localizados en la parte anterior de la tibia.

¿ Y por qué aparece en corredores?

Bueno, a la hora de analizar los factores, pueden ser muchas las causas que desencadenen la lesión. En primer lugar, un mal calzado puede condicionar la biomecánica de la marcha. A veces, "lo barato sale caro", por lo que si se suele salir a correr con frecuencia se debe usar un calzado adecuado. Otro factor que también influye es la superficie sobre la cual se realiza la actividad. Si solemos salir a correr sobre una superficie dura, (asfalto), se van a producir microtraumatismos de repetición que se van a transmitir a través del eje tibial y provocar una inflamación de la lámina que envuelve al hueso. También afectará el tipo de pisada del paciente ( ya sea pronador o supinador), la sobrecarga de trabajo, que llevará a la fatiga muscular, y otros factores que son comunes a distintas patologías, como es una mala nutrición, el estrés, cansancio, etc.

¿ Qué se puede hacer para prevenir/tratar esta lesión?

Lo primero, analizar la causa de por qué ha aparecido. Como ya hemos mencionado anteriormente, un buen calzado será necesario, sobre todo si se realiza la actividad con relativa frecuencia. Además, existen estudios de la pisada, que analizan como funciona nuestros pies a la hora de correr, y si se estima oportuno, se coloca una ortesis correctora de la marcha. Además, como para cualquier deporte, un buen calentamiento será necesario, progresivo y adaptado a la actividad que se va a desempeñar. Tras la actividad, será idóneo realizar estiramientos tanto globales como específicos de la musculatura afectada, que ayudará a disminuir la tensión muscular y a mejorar la nutrición y el trofismo. El hielo actuará como perfecto antiinflamatorio local para disminuir la inflamación. Como siempre, pequeños consejos nutricionales como disminuir la ingesta de lactosa o grasa hará que el cuerpo depure mejor las toxinas y funcione mejor. Debemos recordar que el mejor tratamiento es la prevención.

#periostitis #tibial #lesion #corredor

45 vistas0 comentarios

© 2015 by Nuria Lizaso

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now